Enterate por qué las dietas basadas en ayuno no funcionan!

1. No son nada nuevo

Las dietas basadas en los ayunos estuvieron de moda en los ochenta, cuando los médicos las prescribían. Esto se hacía cuando había un estancamiento en la pérdida de peso o cuando el paciente pesaba mucho, pero hoy en día se prefiere añadir entrenamiento cardiovascular aeróbico a la dieta.

2. No son un método mágico

Existen sospechas de que las pérdidas de peso relacionadas con planes de ayuno intermitente tienen menos que ver con los cambios fisiológicos que provoca que con la reducción total en el número de calorías ingeridas. Pero algunas dietas de ayuno intermitente lo niegan.

3. No son sostenibles

Requiere bastante autodisciplina adherirse a cualquier tipo de régimen, y en particular al ayuno, que a priori resulta bastante duro. Si realmente fueran tan fáciles de llevar, como indican quienes las recomiendan, debería existir ya evidencia científica mediante estudios a largo plazo de sus efectos. Y, de momento, eso no ha ocurrido.

Las dietas de ayuno están en alza, pero, ¿realmente te convienen? No te dejes llevar y pensalo dos veces antes de elegir una.Las dietas de ayuno están en alza, pero, ¿realmente te convienen? No te dejes llevar y piénsalo dos veces antes de elegir una.

4. No son para todo el mundo

¿Cómo vas a pasar muchas horas sin comer si tienes que trabajar requiere mucha concentración? Esa es la pregunta de todos los que necesitan energía para trabajar. Las funciones cognitivas se ven alteradas por el ayuno. Dicho de otro modo: el hambre distrae mucho. Y eso no es bueno para tu rendimiento en el trabajo.














Copyright by Vero Corpo 2019. Made with love by pluscollective.io