Fotorejuvenecimiento (IPL) para manchas

Blogarroyospa07032017-1200x800.jpg

El fotorejuvenecimiento (IPL) es un tratamiento no invasivo que mejora la apariencia de la piel dañada.

Con el fotorejuvenecimiento facial se consigue estimular la producción de colágeno en la dermis, gracias a la aplicación de pulsos de luz intensa que penetran bajo la piel. Mejora el aspecto de la piel, tras la primera sesión se vuelve más suave y tersa, mejorando las manchas, rojeces, disminuye el tamaño de los poros y la profundidad de las arrugas.

Las ventajas del fotorejuvenecimiento IPL son:

-Mejoría rosácea y manchas pigmentarias
-Reducción manchas solares, manchas de edad, pecas y daño solar
-Estimulación de la formación del colágeno
-Tratamiento de venas rojas pequeñas
-Permite unificar tono y textura de la piel, afinando poros y mejorando la calidad de la piel.
-Elimina manchas marrones y rojas.
-Reduce la profundidad de las arrugas.
-Mayor luminosidad.

La aplicación de IPL es sencilla y no requiere ninguna preparación especial. Es necesario que el paciente no haya tomado el sol recientemente.

Tras limpiar la piel, se coloca al paciente unas gafas protectoras que también llevará el profesional.
Para hacer el tratamiento más confortable, se aplica un gel conductor frío sobre la superficie de la piel.
El tratamiento consiste en aplicar varios disparos de luz por la superficie de piel a tratar.
Luego se coloca una máscara calmante 10 minutos.

ANTES Y DESPUÉS

El tratamiento se realiza en unos 25-30 minutos. Para conseguir resultados óptimos, recomendamos una serie de 2 a 6 sesiones, a intervalos de tres semanas aproximadamente dependiente del caso.














Copyright by Vero Corpo 2019. Made with love by pluscollective.io